web analytics
BLOG: Quiz 93.9 FM
La Técnica de Persuasión Más Sencilla y Eficaz

¿Cuál es la técnica de persuasión más simple y efectiva que existe?

Una pregunta compleja pero sin embargo creo que te puedo dar la respuesta.

Se trata de una técnica que además ha sido objeto reciente de un metanálisis de 42 estudios realizados en más de 22.000 personas publicado en la revista Communication Studies en enero de 2013 (consúltalo entero aquí). Casi nada.

Ese metanálisis demuestra que simplemente añadiendo una sola frase al final de tus peticiones conseguirás DOBLAR las probabilidades de que sean aceptadas.

¿Te imaginas qué frase es?

La frase más eficaz para persuadir

Si has pensado que era “Por favor” te has acercado, pero no es ésa.

Simplemente tienes que añadir al final de tu petición la frase “Pero eres libre (de decidir)”.

Las palabras en concreto no son extremadamente importantes. Frases como “pero lógicamente no se sienta obligado” resultan igual de eficaces.

Un alumno de los cursos de habilidades sociales me confirmó hace poco que en su sector se suele usar esta técnica habitualmente. Se trata de la banca. “Estos son los 3 depósitos de los que disponemos. Yo le recomiendo invertir en éste en concreto, pero usted decide.” Y el 90% de sus clientes terminaban eligiendo su recomendación.

La técnica de persuasión más sencilla y eficaz

Con esta sencilla frase consegurás traspasar a tu interlocutor la sensación de que la decisión depende de él, de que no le estás imponiendo nada y que es absolutamente libre. Y esa sensación, tras haberle dado tu recomendación, elimina cualquier agresividad o urgencia en la petición. De esta forma te mostrarás como alguien honesto, y ya sabes que la honestidad es un tremendo aliado de la persuasión.

Mi experiencia personal con esta técnica

Debo reconocer que suelo utilizar esta técnica cuando de forma racional no he podido convencer a alguien. Es como mi último recurso. Un ejemplo sería cuando algunas personas se ponen en contacto conmigo para asistir a un curso de habilidades sociales o seducción pero en realidad no lo tienen nada claro y dudan mucho.

En ese caso lo que hago es ponerme en su piel y entender que es un paso importante para ellos porque significa reconocer abiertamente una vulnerabilidad (pero también unas ganas de cambiar), así que no les quiero presionar. Por eso suelo terminar mi última explicación con un “Yo te recomiendo que vengas, pero al final tú decides lo mejor para ti” y que él o ella tome la decisión sin agobios.

La verdad es que la inmensa mayoría me escribe o llama al cabo de un par de días diciéndome que al final sí que viene 🙂

No te puedes perder...

¿Qué tan millennial es usted?

Las 10 preguntas básicas de ciencia que hacen los niños

10 cosas que debes saber de las mujeres (y que ellas nunca te dirán)

30 preguntas sobre el amor

Comentarios