web analytics
Trending
Fue mi monstruo: Fuertes declaraciones de Salma Hayek en contra de Harvey Weinstein

El New York Times publicó el miércoles una carta en donde Salma Hayek denuncia los abusos de Harvey Weinstein en la película Frida (2002).

La actriz cuenta que también ha sido víctima de esta ola de abusos sexuales cometidos en Hollywood.

La carta de Salma Hayek

Salma Hayek comienza la carta describiendo a Harvey Weinstein:

 “Apasionado cinéfilo, un hombre atrevido, un mecenas de la industria del cine, un padre cariñoso y un monstruo”.

Asegura que este polémico director, y productor fue “su monstruo” durante años. Hayek escribe que creía haber hecho las paces con su pasado, pero era un autoengaño pensar que todo había terminado y que había logrado sobrevivir.

También manifiesta en su carta:

 “Yo no consideraba mi voz importante, ni creía que yo podía hacer la diferencia”

La actriz mexicana relata, que tras las recientes acusaciones hechas por docenas de actrices de Hollywood tuvo que enfrentar su cobardía y aceptar que su historia, así como importante es para ella, estaba nadando en un océano de dolor y confusión. Salma creía que a nadie le importaba su dolor.

“Me siento inspirado por aquellos que tuvieron el coraje de hablar, especialmente en una sociedad que eligió a un presidente que ha sido acusado por acoso sexual”

Su experiencia en “Frida” (2002)

Cuando empezó en Hollywood, era prácticamente imposible que una actriz mexicanasiquiera aspirara llegar a esos rumbos. Y a pesar que ella probó que eso era incorrecto, seguía siendo estando en la invisibilidad, no era nadie.

salma hayek

La película que alzó su carrera fue la historia de Frida Kahlo, la pintora mexicana que jamás se sintió intimidada por su físico o por los estereotipos de belleza y género de ese entonces.

Hayek se sentía en la misión de representar a tan extraordinaria artista y enseñar a México de una manera que se pudieran combatir los estereotipos del país.

Todavía fue ella quien luchó porque el proyecto estuviera a cargo de Harvey –en ese entonces–, lo veía como un ser humano inteligente, un fiel amigo y un hombre de familia.

“Sabiendo lo que sé, me pregunto si mi amistad con Tarantino y Clooney , fue lo que me salvó de ser violada”.

Acoso de  Harvey Weinstein

La actriz mexicana tuvo que decir una y otra vez no a las insinuaciones de Harvey, todas las noches se lo encontraba afuera de su puerta, se presentaba de manera inesperada…

“No a tomarme baños con él

Ni a que él me viera bañarme

No a dejar que él me hiciera masaje

No a dejar que un amigo escudo me diera masaje

No a que él me diera sexo oral

No a estar desnuda con otra mujer

No, no, no, no, no….”

Creo que la palabra que más odiaba era  “no”

Cuenta que él comenzó con tácticas dulces hasta llegar a ataques de furia y decirle que la iba a matar, que no creyera que no podía.

salma hayek

También la amenazaba constantemente que le daría su papel a otras actrices.

Para sus ojos no era una artista. Yo no ni siquiera era una persona. Yo era un objeto: no era alguien, era un cuerpo.

También cuenta en su carta que Weinstein le recriminó que interpretase a Frida Kahlo con su singular uniceja. Él insistía que eliminara eso porque la hacía menos atractiva y su “sex appeal” era lo único que valía la pena en la película.

Salma comenta que llegó a dudar de su valía como actriz, pero que jamás la hizo dudar sobre el éxito que la película tendría.

Él sólo le ofreció una opción: Le dejaría terminar la película si accedía a tener una escena de sexo con otra mujer, y demandó un desnudo completo. Harvey exigía más sexo, más piel. No había escapatoria ni negociación sobre este punto.

La escena con otra mujer

Salma Hayek aceptó; no era sólo su trabajo el que estaba en juego, era el de una producción completa. El día de la escena cuenta que su cuerpo temblaba, estaba hiperventilando, y no podía parar de llorar.

Lo que tenía miedo no era hacer una escena desnuda con otra mujer, lo que molestaba a la actriz era hacer una escena desuda para Harvey Weinstein.

Mucho después Salma se encontró a Weinstein, quien la apartó para poder hablar con ella. Él le contó que había dejado el cigarro a raíz de un paro cardiaco y que era un hombre diferente.

Asimismo, le confesó que estaba enamorado y se había casado con Georgina Chapman.Terminó diciendo “Hicimos un buen trabajo con ‘Frida’; fue una película hermosa”

También te puede interesar:

 

Fuente: Nueva Mujer

Te puede interesar...

8 claves sobre las redadas de ICE en espacios de trabajo

Niños migrantes dicen pasar hambre y frío

Trump es acusado de “traidor de EEUU” tras declaraciones con Putin

‘El partido por el tercer puesto es una estupidez’