web analytics
Trending
Luis Miguel enfrenta tres demandas millonarias y una orden de arresto en Los Ángeles

Puede que haya cambiado de look, pero lo que no cambia es que ahora aumentan irremediablemente los problemas para el cantante Luis Miguel tras el anuncio de haber sido solicitado en arresto por una juez de Los Ángeles para que enfrente la demanda que pesa sobre él por parte de su ex manager William Brockhaus.

Y lo peor de todo es que esa no es la única demanda que opaca el brillo de “El Sol” de México en esta etapa de su misteriosa vida que sin querer sigue recopilando jugosos argumentos a lo que sería su historia llevada a la pantalla.

Como es sabido, la corte de Los Ángeles ya le había enviado un ultimátum al cantante a finales de marzo y si no se presentaba el lunes 17 de abril ante la audiencia, saldrían a buscarlo. 

ADVERTISING

Increíblemente Luis Miguel Gallego Basteri ahora es solicitado por las autoridades estadounidenses, quienes en muchos casos servían como colaboradores para su seguridad, pero hoy es requerido por estas mismas autoridades.

El día de ayer, en las instalaciones de la corte de Los Angeles que se ubica en la calle 1 y Broadway, una legión de reporteros esperaban por “El Sol”, pero el cantante nunca apareció y es cuando comenzó a formarse el alboroto y el corre corre de los medios. Ese día lunes se cumplía la fecha límite para que Luis Miguel hiciera acto de presencia ante la justicia de Los Ángeles, pero “El Sol” brilló fuerte, pero por su ausencia.

Con su inasistencia, la juez Virgina Philips ordenó la detención inmediata de Luis Miguel, pues el plazo se ha vencido.

El inicio del problema
Todo comenzó hace menos de un par de años, cuando Luis Miguel comenzó a cancelar sus conciertos y giras, por presuntos problemas de salud que nunca terminaron de ser aclarados, lo cual derivó en una serie de rompimiento de contratos y por ende el origen de las demandas millonarias por parte de organizadores involucrados.
Informes aseguran que su ex manager William Brockhaus es quien tiene en sus manos la posibilidad de llevar “tras las rejas” a Luis Miguel ya que la deuda que tiene el cantante con él asciende a 1.043.483 de dólares.

Según ha expresado el empresario texano William Brockhaus, el intérprete de “La incondicional” le solicitó que fuera su representante debido a la larga amistad que tiene desde niño “El Sol” con su esposa, Michelle Salom, descendiente de una familia de sirios con influencia en la localidad fronteriza de Ciudad Juárez.

Se establece que el empresario creó una firma para dedicarse en exclusiva a la representación del cantante mexicano, denominada WB Music Management, la cual dirigió desde ahí sus negocios, finanzas y hasta sus giras desde el 2011 al 2014.

Hasta ese momento todo iba bien hasta que se originaron supuestos desplantes del artista hacia Brockhaus, quien según ha comentado no recibió los honorarios que el cantante le había prometido en el acuerdo contractual entre ambas partes.

La clave de todo

Según ha publicado El País en su sitio web, Brockhaus quiere demostrar su versión y para ello sus abogados “han solicitado al juzgado el permiso para interrogar a Joe Madera, quien fuera la mano derecha de Luis Miguel durante 25 años”.

Ayer precisamente, se presentó en la corte de Los Ángeles Kris Demirjian, de la firma Sands & Associates, abogado de Joe Madera, quien dijo que acababa de agarrar el caso para representar a Madera, que es quien supuestamente se encargaba de controlar todos los negocios de Luis Miguel incluidas las ventas de sus fechas, el personal, las propiedades, transacciones bancarias y fuentes de ingresos.

Con estas responsabilidades, Madera se convierte en pieza fundamental para la demanda del ex manager, porque a través de sus declaraciones, Brockhaus podría obtener información para demostrarle a la corte que Luis Miguel puede cubrir las deudas que se le imputan.

Sin embargo, hasta el momento no se han hecho públicas las declaraciones de Madera, quien al parecer sí asistió, pero los detalles de su asistencia no han sido revelados aún.

Las consecuencias
Versiones de algunos medios televisivos han señalado que Luis Miguel ha sido visto conduciendo en Los Ángeles, cuando raramente lo hace, un vehículo Rolls Royce del año 2013 en compañía de una atractiva chica.

Lo curioso es que se supone que este mismo vehículo, una juez de este estado concluyó a finales de enero que el vehículo debía ser confiscado para saldar la deuda que pesa sobre sus hombros, pero al parecer el auto sigue en su poder.

Aunque algunos consideran que es extremista la afirmación de que se cumpla el arresto, el sólo hecho de haberse procesado la órden de su detención, ha detonado una lluvia de especulaciones y conjeturas que inundan los sitios web y las redes sociales, por lo que seguramente no tardan los memes en aparecer.

Tres demandas y un ‘Sol’ sin brillo 

Luis Miguel, quien se mantiene alejado de los escenarios desde hace dos años por supuestos problemas de salud que lo aquejaban, ahora tendrá que mantenerse al frente de tres fuertes demandas millonarias que ascienden a casi 13 millones de dólares.

La de Brockhaus es una de ellas, la otra es con Warner Music por la suma de casi cuatro millones de dólares que se supone que Luis Miguel solicitó y que nunca devolvió. Interesante es este caso, ya que Luis Miguel era el artista que mayor ingresos generaba a este sello disquero que acumuló la venta de más de 100 millones de discos de “El Sol”.

Según publica “El Pais” en su edición digital, el artista reconoce en la demanda hecha en un tribunal de Los Ángeles que “tiene un pago pendiente desde 2014 de cuatro millones de dólares y que llegó a un acuerdo para dilatar la fecha del pago hasta el 30 de noviembre de 2015. Sin embargo, este nunca se produjo y se ve obligado a asumir la demanda de la multinacional”.

Y finalmente figura la demanda que aún se mantiene en curso por casi siete millones de dólares que solicita la empresa del cantante Alejandro Fernández por una gira que harían en conjunto en el 2016 y que nunca se terminó de realizar por México, Estados Unidos y otros países de Latinoamérica.

El asunto no es que la cancelación de la gira originó perdidas en los bolsillos de El Potrillo nada más, sino que al parecer Luis Miguel había exigido el pago anticipado de parte de las ganancias, pero luego de cancelada la gira nunca devolvió el dinero, por lo que el hijo de Chente no solo pide el reintegro de la suma, sino una justa indemnización.

Con todo este huracán de demandas, “El Sol” no ha salido a dar declaraciones, algo muy común en él, lo cual refuerza su personalidad misteriosa que muchos quisieran descifrar y que muy pocos han podido hacerlo, incluso él mismo.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles
Fuente: Hoy Los Angeles

Te puede interesar...

National Pink Day 2017: Las fotos que tienes que ver

Trump: ‘No hice ninguna grabación de mis conversaciones con Comey’

Todo lo que necesitas saber sobre el solsticio de verano

21 de junio: Día Internacional del Yoga