web analytics
NOTICIAS LOCALES
Aumenta a 17 las muertes por los deslaves

La cifra de muertos por el deslizamiento masivo de escombros que enterró casas y automóviles bajo un torrente de lodo y rocas se elevó a 17 en Montecito, donde el personal local y la Guardia Costera de Estados Unidos continuaban con  las operaciones de rescate el miércoles por la mañana. Alrededor de 300 personas fueron rescatadas de sus casas en el barrio Romero Canyon de Montecito. Los deslizamientos de tierra comenzaron alrededor de las 2:30 a.m. del martes, cuando las intensas lluvias desalojaron las rocas y provocaron fuertes escurrimientos de lodo a lo largo de las laderas que quedaron marcadas por el incendio Thomas a finales del mes pasado. Varias casas fueron arrancadas de sus cimientos, algunas de las cuales fueron arrastradas más de media milla por el agua y barro antes de que se despedazaran completamente. "Parecía un campo de batalla de la Primera Guerra Mundial", dijo el sheriff del condado de Santa Bárbara, Bill Brown, el martes.  

El número de muertos aumentó a 15 durante la noche, según Amber Anderson, una oficial de información pública de varias agencias involucradas en el rescate. Al menos otras 25 personas resultaron heridas y otras 24 están desaparecidas, dijo. Las autoridades aún no han identificado públicamente a ninguno de los que murieron en los deslizamientos de tierra. Mike Eliason, oficial de información pública del Departamento de Bomberos del Condado de Santa Bárbara, dijo que había gente muy joven entre los fallecidos. Con gran parte del área aún inaccesible, las autoridades dijeron que temen que la cantidad de personas muertas por los aludes aumente. El sur de California estaba empapado el martes, pero en ninguna parte la lluvia causó más dolor que en Montecito, solo semanas después de que la comunidad costera lidió con el devastador incendio de Thomas. Unos 500 bomberos de todo el estado se apresuraron a buscar victimas con equipos que trataban de movilizar a través  de carreteras obstruidas, barro hasta la cintura y árboles. Docenas de sobrevivientes fueron llevados a refugios seguros en helicópteros. La lluvia abatió las laderas del sur de Montecito, inundó el arroyo y envió barro y rocas a los barrios residenciales, dijeron las autoridades. El miércoles por la mañana, el ruido de las excavadoras para mover rocas y árboles caídos a lo largo de las carreteras Sycamore Canyon Road y Hot Springs resonó en las calles vacías. El barro espeso y las líneas eléctricas caídas llenaban las calles. Cuando los equipos de rescate trataron de abrir las vías, algunos residentes caminaron por el lodo con la esperanza de ayudar en la búsqueda de parientes y amigos desaparecidos. Con una pala en una mano, un hombre que pidió ser identificado solo como Mikey fumó un cigarrillo y luego comenzó a quitar el barro y la suciedad de la intersección. Había estado fuera desde las 5 a.m. buscando a las hermanas desaparecidas de su novia: Morgan y Sawyer Corey. Dijo que su casa, ubicada aproximadamente a media milla de distancia en Sycamore Canyon Road, había sido barrida. "Son buenas personas", dijo con lágrimas en los ojos. "Espero encontrarlos". Mientras vadeaba en el barro, Ben Ekler, residente de Montecito, dijo que la madre de su amigo y dos niños fueron barridos durante el diluvio del martes por la mañana. La madre y uno de los niños fueron encontrados y se están recuperando en un hospital del área, dijo. Pero el otro niño sigue desaparecido. Al menos 7.000 personas han sido evacuadas del área. Como parte de los esfuerzos de rescate en curso, se ha establecido en Montecito una "zona de exclusión de seguridad pública"   Los residentes en áreas al oeste de Sheffield Drive, East Valley Road y Ladera Lane, al este de Olive Mill y Hot Springs Road, al norte del océano y al sur de los límites del Servicio Forestal de los EE. UU. deben refugiarse en su s casas y no moverse por la zona . La medida está diseñada para facilitar la tarea a la que se enfrenta el personal de rescate. Los  observados que se encuentren en el área, sin aprobación, podrían ser arrestados, dijeron las autoridades. Se planean varios rescates en helicóptero el miércoles en Romero Canyon, un área donde unas 300 personas permanecen atrapadas en sus hogares. Los oficiales de rescate no creen que las personas atrapadas allí estén heridas, pero los deslizamientos de tierra han hecho que el área sea inaccesible por tierra. Los esfuerzos de rescate del miércoles se centrarán en la evacuación aérea de las personas atrapadas en Romero Canyon, así como en la limpieza de las carreteras cubiertas de lodo para que el personal de emergencia pueda acceder a las casas dañadas por los escombros,  de acuerdo con Eliason. Helicópteros y trabajadores de rescate de la Guardia Costera y la Guardia Nacional de los EE. UU., así como bomberos y helicópteros de los departamentos de bomberos de los condados de Los Ángeles, Orange y Ventura han descendido en Montecito, dijo Eliason. Un dirigible con capacidades de visión nocturna volaba sobre el área dañada durante las primeras horas de la mañana. Con la lluvia detenida, Eliason dijo que los equipos de rescate tienen esperanzas de poder llegar pronto a otros que están atrapados. "El clima era favorable. La búsqueda y el rescate van a continuar", dijo. "La mayoría en Montecito y toda esa área están se encuentran sin nada en este momento", dijo Eliason. "No hay agua. No hay gas No hay electricidad”. El sistema de tormentas que azotó el sur de California a partir del lunes arrojó más de 5 pulgadas de lluvia en algunas partes de los condados de Santa Bárbara y Ventura.   Fuente; Hoy Los Angeles

Te puede interesar...

Un muerto y herido deja tiroteo en Santa Fe Springs

Surgen horribles detalles de los padres de Perris

entrada a decenas de museos será gratuita el 28 de enero

‘Migra’ planea redadas masivas; activistas promueven línea telefónica

Comentarios