web analytics
NOTICIAS LOCALES
Centro de Lynwood celebra a dos mujeres con más de un siglo de vida

Al ritmo de mariachi y con pastelitos, la ciudad de Lynwood celebró el lunes la longevidad de dos personas muy queridas por la comunidad; Amelia Contreras quien cumplió 101 años el mes pasado y Annie Rogers quien cumplió 103 años en febrero. El secreto de su larga vida, dijo Rogers, es ser una buena persona, ayudar y creer mucho en Dios. “Si yo tengo ropa y no la uso se la doy a los necesitados, si alguien me pide un dólar en la calle y lo tengo se lo doy”, añadió Rogers, quien dijo que pese a haber tenido un hijo ha aceptado ser la abuelita de más de 50 nietos. Añadió que ha tenido una vida larga y buena. Comía de todo, menos palomitas de maíz. “Yo soy una muchacha de campo y cuando crecí nunca me enfermé. Ni siquiera me dio viruela”, contó.

Maria Santillán-Beas, alcaldesa de Lynwood, junto a Annie Rogers y Amalia Contreras, de 103 y 101 años, respectivamente.   (Aurelia Ventura/ La Opinion)
Maria Santillán-Beas, alcaldesa de Lynwood, junto a Annie Rogers y Amalia Contreras, de 103 y 101 años, respectivamente. (Aurelia Ventura/ La Opinion)
  Por su parte, Contreras dijo que solo ha tenido “suerte” de pasar el centenario de vida. Nació en agosto de 1916 y en aquellos tiempos no había televisión ni radio. Pero con cariño recordó los buenos tiempos que vivió junto a su esposo. “Salíamos ir a dar la vuelta y cuando Diosito se lo llevó sentí mucha tristeza. Ahorita solo mis dos hijos que tengo y mis nietos”, dijo la abuelita. Ella recomienda a las personas comer muchos “frijolitos, un chilito verde y un poquito de vinito” para tener una larga vida.
 
La música de mariachi animó el festejo. (Aurelia Ventura/ La Opinion)
La música de mariachi animó el festejo. (Aurelia Ventura/ La Opinion)
Ambas mujeres son consideradas las más mayores del programa de cuidados inclusivo para todas las personas mayores (PACE). Este es un programa de los servicios de salud AltaMed – el mayor centro de salud comunitario calificado federalmente. Hay ocho centros PACE en el condado de Los Ángeles. Araceli Allie, supervisora del centro PACE Lynwood, dijo que no siempre se tiene la dicha de celebrar a personas con tantos años. “La gente ya no tiene largas vidas, mueren pronto”, dijo Allie. “Y aunque hoy es un día sombrío por [los actos terroristas del] 9/11 para nosotros es un día de celebrar la vida”, explicó. Como parte de la celebración, ambas festejadas recibieron un reconocimiento de parte de la alcaldesa de Lynwood, María Santillán-Beas. La alcaldesa dijo que es importante ver que las personas son bien cuidadas en el programa en lugar de estar solos en sus casa. “Porque aquí no es como en otros países que tienes el tiempo de ir a ver a tus familiares. Participar en un programa así te hace sentir que tienes familia y, sobre todo, con todos los servicios en la localidad” , señaló, enfatizando que la comunidad latina debe informarse más acerca de estos programas. “Yo tengo a mi mamá de 83 años en South Gate, ellos todavía caminan y hasta manejan, pero sé que para muchos es difícil. Yo tengo el tiempo pero no toda la gente tiene el tiempo”, aseguró Santillán-Beas. PACE ofrece una alternativa a bajo costo y de alta calidad para el cuidado de personas mayores. El lugar cuenta con servicios médicos, sociales, nutricionales y de rehabilitación a pacientes de 55 años o más que han sido certificados por el estado como necesitados de cuidado de enfermería. Por primera vez el éxito del programa será reconocido a través del país marcando septiembre como el mes nacional de PACE.   Fuente: La Opinion

Te puede interesar...

Auguran tráfico muy pesado por los días feriados

Familias de bajos recursos reciben pavos

Cuidado con los juguetes que le comprarás a tus hijos

Nuevas licencias y tarjetas de identificación para californianos

Comentarios