web analytics
NOTICIAS LOCALES
Concejal de San Fernando le sale caro a los contribuyentes

El concejal Jaime Soto se ha convertido en una verdadera carga para la ciudad de San Fernando. En un periodo de dos años, la Ciudad ha tenido que desembolsar más de 100,000 dólares para resolver dos demandas en su contra. El presupuesto de San Fernando es de 19 millones de dólares anuales; resolver los líos en que se ha metido Soto, le han costado una buena cantidad a la municipalidad. La primera demanda contra Soto por violar el Acta Brown entablada entre septiembre y octubre de 2015, le costó a la ciudad 32,500 dólares. La segunda más reciente por acoso sexual fue más cara. La Ciudad de San Fernando llegó a un acuerdo para cerrar la querella por lo que tuvo que pagar 62,500 dólares, sin incluir el pago a los abogados. La Ciudad contrató a la firma de abogados McCune & Harber. Fueron ellos quienes recomendaron llegar a un acuerdo porque les saldría más caro ir a juicio. La primera demanda por violar el Acta Brown se dio a causa de que el concejal Soto compartió información confidencial que se discutió a puertas cerradas. Nunca se disculpó, pero sí argumentó que no había recibido suficiente entrenamiento sobre leyes que rigen las reuniones municipales. La segunda querella vino cuando la comisionada de Parques, Yolanda Haro, demandó a la Ciudad de San Fernando por acoso sexual en su contra por parte del concejal, alegando además despido injustificado y represalias. El propio Soto propuso en octubre de 2015 a Haro como miembro de esa comisión, y un mes después prestó juramento.  

La Ciudad de San Fernando ha tenido que pagar más de 100,000 dólares para cerrar las demandas en las que se involucrado el concejal Jaime Soto. (foto de la Ciudad de San Fernando).
La Ciudad de San Fernando ha tenido que pagar más de 100,000 dólares para cerrar las demandas en las que se involucrado el concejal Jaime Soto. (foto de la Ciudad de San Fernando).
En la demanda, se da a conocer que en enero 4 de 2016, Yolanda Haro comenzó un programa intensivo de ejercicios y una dieta saludable para adelgazar, estar más fuerte físicamente y en general más saludable. Después de un mes experimentó una pérdida de peso considerable.
El 20 de febrero de 2016, el concejal Soto envió múltiples mensajes a Yolanda Haro así como a David Bernal, Julie Cuella y Marilou Mendoza. A continuación el texto de los mensajes: A. ¿Yolanda Haro adelgazó? B.¿Cuándo adelgazó? C. No me gusta esa clase de cirugías… Pienso que son peligrosas D. No la he visto… pero prefiero a la antigua Yolanda Haro E. La comunidad no escuchará a la gente realmente delgada F. ¿Te acuerdas del reverendo Al Sharpton y Tommy Lasorda de Los Dodgers? Ellos perdieron el pulso cuando perdieron peso. G. Me gustan que todas mis comisionadas sean gorditas… por eso las escogí. Pilar, Julie, Yolanda. Eso las hace lucir bien y esbeltas H. Ser rechoncho es bueno y atractivo. Después de recibir los mensajes, Haro llamó de inmediato al concejal Soto y le pidió dejar de mandar mensajes acerca de ella. Él no respondió pero continuó enviando mensajes acerca de su apariencia. El 11 de abril de 2016, el concejal Soto le mandó el siguiente correo electrónico a Haro: “Querida señora Yolanda Haro, en este momento he decidido removerla como comisionada de Parques y Recreaciones. Gracias por servir el tiempo que lo hizo. Ciertamente le deseo lo mejor“. Haro, estipula en la acusación que el concejal la despidió basado en su apariencia física y sexual y en represalia por el mensaje de voz que le dejó en su teléfono.  
Esta no es la primera vez que la ciudad del Valle de San Fernando se encuentra en problemas. (Aurelia Ventura)
Esta no es la primera vez que la ciudad del Valle de San Fernando se encuentra en problemas. (Aurelia Ventura)
Y  sostiene que ha sufrido mucho emocionalmente en forma de ansiedad, angustia, falta de sueño y apetito, depresión. Además de que su reputación y su posición en la comunidad se ha visto afectada desde que la quitaron de la Comisión. Indica que ha sido humillada de manera pública y privada, y avergonzada. Señala que los daños económicos sufridos a consecuencia de la actuación del concejal ascienden a más de 25,000 dólares, mayormente gastos médicos que puede probar en un juicio. Los comisionados de parques reciben 50 dólares al mes como ingreso. Aunque la compensación es muy raquítica. Haro dice en la demanda que le aceptó porque era una oportunidad única de conocer más de la Ciudad, fortalecer su prestigio entre sus amigos, familiares y la comunidad, y porque tiene interés en buscar un puesto de elección en el futuro.

Una ciudad que apenas se levanta

No hace mucho que la ciudad de San Fernando estuvo a punto de irse a la quiebra. “Es terrible que paguemos tanto dinero para cerrar una demanda. Es desafortunado. No debía ser. Somos una ciudad que acaba de salir de la bancarrota. Lo último que necesitamos es pagar dinero innecesariamente. Es reprobable que cualquier concejal nos ponga en esta situación”, dijo la alcaldesa de San Fernando, Sylvia Ballin. Añadió que es muy frustrante ir demanda tras demanda. “No es justo para los contribuyentes y residentes de San Fernando. Obviamente el concejal Soto tiene el derecho a su opinión en este caso, pero no todos la compartimos. No queremos que esto se repita. Queremos continuar en el camino correcto para la Ciudad y que todos los concejales hagamos un equipo para sacarla adelante”, aseveró Ballin. Nick Kimball, el gerente de la Ciudad de San Fernando, dijo que ya pagaron los 62,500 dólares de la demanda por acoso sexual en la que se vio involucrado el concejal Soto. Solo queda resolver el pago a los abogados. “Desde luego que no es un impacto positivo para la Ciudad. Obviamente esperamos cierto nivel de demandas, pero cada dólar que podamos ahorrar sirve para mejorar los servicios”, indicó. Explicó que los más de $100,000 dólares que se han pagado para resolver las demandas relacionadas con Soto habrían servido para hacer reparaciones, arreglar infraestructura y pavimentar algunas cuadras de la ciudad.

No es la primera vez

San Fernando, ubicado al noroeste del Valle de San Fernando, tiene arriba de 24,000 habitantes. El 92.5% son latinos. La Opinión contactó vía telefónica al concejal Soto, pero no ha tenido respuesta hasta el momento. Soto, un maestro de colegio comunitario, fue electo al concejo de San Fernando en 2015. En 2019 buscará la reelección, pero la alcaldesa Ballin busca adelantar la fecha de las elecciones para el 2018. La pastora de la iglesia metodista unida de San Fernando, Sandie Richards, dijo que muchos en la comunidad saben que la Ciudad no tiene mucho dinero para hacer las cosas que se necesitan. “Enterarnos que el poco dinero que hay se utiliza para pagar demandas es muy desalentador. Queremos tener concejales con altos estándares de ética y comportamiento. Y queremos confiar que ellos van hacer lo mejor para la Ciudad. Después de todo, la comunidad necesita esos dólares”, se lamentó Richards. No es la primera vez que el Concejo de San Fernando se ve sumergido en el escándalo. En 2012, el entonces concejal Mario Hernández se involucró en una relación extramarital con otra concejal, Maribel de la Torre. El romance fue hecho público por el propio Hernández en una junta de concejo en la que estaba presente su esposa. Más tarde, Hernández y De la Torre se vieron involucrados en una disputa de violencia doméstica en la que la mujer fue arrestada y acusada de querar estrangularlo. Ambos consiguieron órdenes de reestricción para protegerse del uno al otro. Además, la entonces alcaldesa Brenda Esqueda mantenía un romance fuera de matrimonio con el sargento de la policia Álvaro Castellón. Ella fue acusada de aceptar favores personales de su amante y usar su poder para intervenir de su parte. Además de continuar votando en asuntos policiacos, lo que resultaba un conflicto de interés. Y aún hay más, la Ciudad fue demandada por la cadete de la policía María Barajas quien entabló la querella tras un romance con el jefe de la policía interino Anthony Ruelas. El sargento Castellón, el novio de la concejal Esqueda, también se vio involucrado en la acusación por decirle a Barajas que ella podría desaparecer. Al final, los tres concejales de San Fernando, Mario Hernández, Maribel de la Torre y Brenda Esqueda fueron destituidos de sus cargos en una elección en noviembre de 2012, aunque Hernández renunció en julio de ese año.   Fuente: La Opinion

Te puede interesar...

Hieren a recién nacido en choque contra patrulla de policía

Pena capital para hispano por la muerte de Gabriel Fernández: Jurado

Asaltantes disparan en la cabeza a empleado de tienda de donas

Muere a los 65 años Ed Lee, alcalde de San Francisco

Comentarios