web analytics
NOTICIAS LOCALES
El distrito Hacienda La Puente deberá pagar $2.8 millones

Una estudiante de preparatoria que tuvo una relación sexual con su maestro ganó el jueves pasado un juicio por $2.8 millones de dólares contra el Distrito Escolar Unificado Hacienda La Puente. Un jurado de la Corte Superior de Los Ángeles determinó que la “supervisión negligente” de la directora de Los Altos High School, Cheli McReynolds, fue un “factor importante para causar el daño” a la niña.

Un abogado de la estudiante afirmó que otros empleados del distrito también comparten la culpa por no descubrir el comportamiento predatorio del maestro en cuestión, David Park, en el campus de Hacienda Heights. “Mi cliente presentó este caso porque quería responsabilizar al distrito escolar por sus acciones y enviar un mensaje a otros distritos”, expresó Stephen J. Estey. “Ella siente mucha vergüenza por lo que pasó. Pero la vergüenza le pertenece al distrito escolar y a Park. El veredicto del jurado pone la vergüenza en donde corresponde”. Los funcionarios del distrito escolar indicaron su consternación por lo sucedido. “Compartimos la indignación cuando nos enteramos de las acciones de este maestro”, señalaron en un comunicado. “Creemos que el veredicto en este caso reconoce que el daño fue principalmente resultado de las acciones del perpetrador”. La indemnización total que otorgó el jurado es de $8 millones de dólares, pero los miembros asignaron el 65% de la culpa -y la responsabilidad por los daños- a Park. Estey indicó que es poco probable que se pueda obtener el dinero del exdocente. En diciembre de 2015, Park se declaró culpable de un delito mayor de cópula oral con una persona menor de 16 años y un cargo de delito mayor de un acto lascivo contra un menor, de acuerdo con la Oficina del Fiscal del Distrito del Condado de Los Ángeles. Fue sentenciado a tres años en prisión estatal.

Los distritos escolares no son responsables de la conducta sexual inapropiada de los empleados, a menos que hayan podido hacer algo para evitarla. Estey describió lo que le sucedió a su cliente y agregó que el personal del distrito pasó por alto importantes señales de advertencia. Un padre de familia, dijo, se había quejado de que Park había dado regalos a las estudiantes, incluyendo un bolso a su hija. A Park se le advirtió acerca de ese comportamiento, pero el incidente no fue documentado. En febrero de 2015, después del arresto del docente, un maestro entrevistado por la policía declaró que había visto que Park, de 37 años, pasaba mucho tiempo a solas con la niña en su salón de clase, que parecían una pareja y que veían películas ajenas a las tareas escolares. Sin embargo, el profesor no informó estas preocupaciones antes de la detención. Park conoció a la chica en su clase de biología, de noveno grado. Ambos comenzaron a enviarse mensajes de texto durante el verano siguiente, testificó la niña. En el otoño de 2014, la joven, que entonces tenía 15 años y era alumna de 10º grado, tomó una clase de química impartida por Park y la relación se volvió cada vez más física. Ese otoño, un jefe de departamento vio inadvertidamente en la computadora de Park que éste buscaba sexo con muchachas de sólo 18 años. Este profesor sí informó sus inquietudes a la administración, pero el distrito le dijo a Park que buscara parejas sexuales mayores porque algunas jovencitas en la escuela tenían 18 años. Al parecer, Park utilizaba una computadora escolar para solicitar estas relaciones, lo cual podría haber sido motivo de una sanción disciplinaria o una investigación adicional.

Para la misma época, alguien reportó haber visto a Park a solas con otra chica, en su auto, en el estacionamiento de la facultad. Durante el juicio, el distrito llamó a la joven como testigo -para intentar una declaración formal de que Park había intentado ocultar sus actividades y que sabía que el distrito le había pedido una conducta apropiada-. La chica testificó que Park cubría la ventana de la puerta del aula con cartón cuando estaban juntos para que nadie pudiera mirar, dijo Estey.

La policía arrestó a Park después de que un maestro observó e informó que la niña lloraba cuando el exprofesor estaba cerca de ella. Después del arresto, otra víctima, de un año diferente, también contó su caso. Park reconoció ambas relaciones. Un juicio civil en el segundo caso está programado para principios de 2018. Ni los funcionarios del distrito ni sus abogados, que también representaron a la directora, respondieron a las acusaciones específicas el viernes. En su declaración, los funcionarios se comprometieron a reforzar una vigilancia total en el futuro: “Como distrito escolar, debemos buscar continuamente maneras de mejorar nuestras políticas y procedimientos. Agradecemos la oportunidad de trabajar con la comunidad como socios en la protección de nuestros jóvenes”.   Fuente: Hoy Los Angeles

Te puede interesar...

8 claves sobre las redadas de ICE en espacios de trabajo

La verdadera razón por la cual Trump no enfrentó a Putin

Niños migrantes dicen pasar hambre y frío

Mexicanos esperanzados llevan sus peticiones hasta AMLO

Comentarios