web analytics
NOTICIAS LOCALES
Se inaugura centro para víctimas de abuso en L.A.

Cada año hay alrededor de 8,000 niños, entre 0 a 5 años de edad, que son víctimas de abuso y negligencia en el condado de Los Ángeles, según estadísticas locales. Por su parte, el Departamento de Servicios Sociales de California reportó cerca de 8,500 casos de abuso contra personas de la tercera edad en el condado angelino. Son estas cifras alarmantes, lo que llevó a que el condado en asociación la ciudad de Los Ángeles; además de agencias del cumplimiento de la ley y organizaciones sin fines de lucro se unan para crear un centro de recursos y apoyo. “La violencia como lo vemos muchas veces puede llevar a la indigencia para muchas mujeres y víctimas”, dijo este jueves en conferencia de prensa la supervisora Hilda Solís. “Tenemos que hacer algo para enfrentar este problema. Hoy es el día para probarlo”, agregó. El Family Justice Center (Centro de Justicia Familiar) está localizado dentro del Hospital General LAC+USC Medical Center, en Boyle Heights.

El lugar ofrece recursos múltiples como: servicios médicos, policiales y sociales para víctimas de violencia doméstica, asalto sexual, abuso de personas de la tercera edad, la comunidad LGBT, entre otros. Las autoridades señalaron que el objetivo es que cuando las víctimas llamen a la policía o llegen a una sala de emergencia, tras sufrir abuso, se les brinde ayuda y recursos para que no regresen al ciclo de violencia.
“Este modelo único de servicios integrados une a las agencias del orden, forenses, [agencias] legales y médicos para mejorar el bienestar de todos nuestros residentes”, dijo Solís. Bárbara Kappos, directora ejecutiva del Centro para Mujeres del Este de Los Ángeles —y una de las organizaciones asociadas— aseguró que el “espacio seguro” que ofrece el Centro de Justicia Familiar brindará el apoyo necesario para quienes no tengan a dónde ir después de huir de sus victimarios. “Es una respuesta a la crisis de salud y para resolver el desplazamiento inmediato que enfrentan”, agregó.
“Los sobrevivientes de violencia doméstica muchas veces están aislados de redes de apoyo y no tienen finanzas o ayuda; así que su única opción es regresar al ambiente del que huyeron. Pero nosotros les queremos ayudar”, recalcó. Así mismo, “el centro ofrecerá ayuda para las familias que decidan permanecer juntas”, añadió Kappos.
Greta Soto (izq.) pidió más ayuda para las víctimas de crimenes de odio de la comunidad LGBT. (Jacqueline García)

Se necesita más ayuda

Greta Soto, quien es una mujer transgénero y dijo haber sido víctima de crímenes de odio, señaló que es bueno que lugares como el Centro de Justicia Familiar ofrezcan ayuda pero todavía falta más. “Necesitamos crear conciencia ya que están atacando a la comunidad LGBT. Somos víctimas de crímenes de odio y esto sucede a diario”. Hizo énfasis en el reciente caso de una mujer transgénero que murió dentro de su apartamento en Los Ángeles tras ser incendiado.
“Hay personas que dicen, ‘yo estoy con la comunidad’ pero ¿Dónde esta el apoyo? Todos dicen ‘si estamos con ustedes, pero quién da datos específicos de esa ayuda”, cuestionó Soto. El alcalde angelino Eric Garcetti dio a conocer que hay grupos del ayuntamiento y la policía que trabajan directo con la comunidad LGBT. “Sabemos que no podemos hacer un llamado en general y esperar a que todos vengan… Debemos llegar a comunidades específicas”, dijo Garcetti. “Estas mujeres y hombres necesitan un lugar de refugio donde encuentren consuelo, dirección y todos los servicios que necesitan en un solo lugar… Este nuevo centro dará a las víctimas y sus familias la ayuda y alivio que necesitan”, reiteró el alcalde. Por su parte el jefe de la Policía de Los Ángeles Charlie Beck señaló dijo que muchas veces las personas no quieren llamar a la policía porque piensan que van a empeorar las cosas.
“Cuando nos llaman no solo venimos con la idea de aplicar la ley; sino también llegamos con la ayuda adecuada”, dijo Beck. Los funcionarios aseguraron que no deben temer pedir ayuda incluso si no tienen un estatus legal en el país.

El Centro se ubica

en la cuadra 2010 Zonal Ave, Los Angeles, CA 90033. Estará dentro del hospital en una localidad privada para dar seguridad a quienes huyan del abuso así como personas que sufren asalto sexual. Se planea que el lugar funcione en su totalidad para finales de febrero, dijo la directora ejecutiva del centro Bárbara Kappos. Para más informació puedes contactar a la doctora Astrid Heger al (323) 226-2095   Fuente: La Opinion

Te puede interesar...

Orden de deportación aparece 14 años después

Caravana migrante: Ya son más de 7 mil personas rumbo a EEUU

México: Huracán Willa, una tormenta “extremamente peligrosa”

Trump: ‘Emergencia nacional’ por caravana de migrantes

Comentarios