web analytics
NOTICIAS LOCALES
Condado de Los Ángeles pondría fin al encarcelamiento de menores embarazadas

De las 50 jóvenes embarazadas encarceladas el año pasado en el condado de Los Ángeles, 37 tenían entre 14 y 18 años. Además, el 68% estuvieron involucradas tanto en el Departamento de Libertad Condicional del condado de Los Ángeles como en el sistema de padres de crianza del Departamento de Niños y Servicios Familiares. En respuesta, la Junta de Supervisores aprobó este mes una moción para reducir y eventualmente terminar con la encarcelación de jóvenes embarazadas. “Se ha hecho mucho para mejorar el cuidado y el tratamiento de las mujeres adultas que están encarceladas y embarazadas. Hoy, nos ocupamos de la atención de las menores embarazadas encarceladas mejorando la atención que reciben mientras están bajo nuestra custodia”, dijo la supervisora Hilda Solis, impulsora de la medida. “Siempre que sea posible, a estas jovencitas se les deben dar las herramientas y habilidades que necesitan para ser desviadas con éxito a la comunidad para que puedan ser padres y terminar su educación de manera segura.

“Vamos a poner más recursos para mantener a las niñas embarazadas fuera de nuestra custodia en primer lugar”, dijo por su parte la supervisora Janice Hahn, coautora de la moción. “Sin embargo, hasta que todas las niñas embarazadas sean desviadas de las instalaciones de detención, necesitamos reconocer que quienes están bajo nuestra custodia también están a nuestro cuidado y deben tener acceso a los recursos que necesitan para mantenerse saludables”. Bajo la medida, aquellas con delitos menores podrían someterse a programas para evitar la cárcel, mientras que las que tienen delitos graves podrían obtener mejores servicios bajo custodia.   En 2017 se creó un Departamento de Salud de la Mujer para supervisar la atención ginecológica de mujeres encarceladas en la cárcel de mujeres Century Regional Detention. No obstante, sigue siendo difícil brindar atención, en parte por los horarios de visitas, las fechas de corte y los cierres de seguridad que en muchas ocasiones interfieren, según un informe de julio del Departamento de Servicios de Salud (DHS), para la Junta de Supervisores. Las mejores prácticas incluyen la detección del embarazo, el inicio de retiro de cárcel o alternativas para las dependientes de opiáceos, atención de ginecología en el lugar, apoyo a la lactancia materna y eliminación de restricciones durante el parto y el nacimiento.
El 24 de julio, el DHS publicó su informe, que descubrió que las menores embarazadas encarceladas requieren servicios especializados de salud mental, así como otros alojamientos que incluyen ropa de cama adicional y visitas con sus recién nacidos. Los estudios han demostrado que el contacto íntimo y cercano entre un bebé y su madre es esencial para crear y sostener el vínculo madre-hijo, y proporciona beneficios adicionales de sanación física y mental. “El condado de Los Ángeles tiene servicios que pueden ayudar a las jovencitas embarazadas encarceladas a sanar del trauma que han sufrido en sus vidas jóvenes”, dijo la supervisora Solis. “Estoy comprometido a ayudar a estas menores vulnerables a liberarse del ciclo de la pobreza”. La moción dirige a los departamentos del Condado a informar en 180 días con un borrador de estrategia con objetivos de referencia que contribuirían a reducir, y eventualmente, acabar con la encarcelación de jóvenes embarazadas a través de programas de desvío y otros métodos, en colaboración con organizaciones de base comunitaria.   Fuente: La Opinion

Te puede interesar...

¿Qué hacer si agentes de ICE lo arrestan?

Escapan 3 inmigrantes de centro de retención de ICE

Este niño ahuyentó a un ladrón de su casa armado con un machete

Ex director de ICE le dice NO a pedido de Trump

Comentarios